Los orígenes de las colecciones

Ediciones La Palma tenía una deuda pendiente con Cuba. En el año 1997, trece años después de su fundación, la colección Ojo Inmundo publica el primer volumen de relatos vertebrados por la experiencia del VIH a una serie de nóveles escritores cubanos, casi todos desconocidos en el extranjero por entonces y aun en la propia isla, y que hoy forman parte de un pequeño grupo consagrado a la escritura dentro y fuera de Cuba.

toda esa gente

Tiempo más tarde, la colección Archipiélago publicó una antología de la creación poética cubana en la década del 80, década de gran relevancia en la isla pues sería la etapa previa a la entrada en la década del 90 y con ella, la crisis del modelo social y moral y, por tanto, cultural.

libro poesía

Desde esa última publicación, la editorial La Palma, orientada en consagrar las creaciones poéticas dentro y fuera de España, no olvidó sus relaciones con la octava isla. En numerosas ocasiones surgieron proyectos, aunque la mayoría de ellos quedó en el inventario de las memorias.

escrito para borrar

No fue así, empero, en el caso del poeta Orlando González y su obra Escrito para borrar, la cual vio la luz en la colección Tierra del Poeta. En el año 2011, también salió a la luz la última apuesta poética de Lorenzo García Vega, en el número 7 de la colección La Palma.

Lorenzo

A finales de 2013, un equipo de intelectuales españoles con estrechas relaciones con la cultura cubana, aglutinados en la editorial La Palma, pergeñó la idea de recuperar una parte del inmenso material artístico que duerme en el sueño insular esperando la mano amiga que pueda darles luz dentro y fuera de Cuba.

De este modo, surgió la idea de la Colección Cuba, un intento restaurador ajeno a encorsetamientos genéricos, y por tanto heterodoxo, que pretende cubrir el vacío de una suma de minoritarias pero inmensas sensibilidades artísticas que sobreviven talentosamente en la Cuba de hoy pese al aplastamiento de sus condicionantes materiales. El primer número abarca la poesía cubana desde sus orígenes al vanguardismo.

Cubierta_muraldepoesia

 

En febrero de 2014, durante la Feria del Libro de La Habana, se materializó el acuerdo entre Ediciones La Palma y Editorial Cajachina, por la cual se imprimiría en España una colección hermana, aunque no gemela, de la Colección G. habanera, partiendo de un número 0 inaugural que recogería 10 relatos de 10 narrador@s jóvenes y prolíficos en publicaciones y premios. Diez narradores y narradoras que, como bien señala Gilberto Padilla, editor de la colección, no son ni Pedro Juan Gutiérrez, ni Zoe Valdés ni Leonardo Padura…

Portada_Malditosbastardos

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s